Cookies y otros datos de sitios web.

Esta web utiliza cookies para supervisar la actividad de la web. Haz click en el   link para más información Validar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido a tu histórico de búsquedas

Hemos salvado la información importante de las búsquedas anteriores para hacer tu vida más fácil.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimos neumáticos vistos

Últimos distribuidores vistos

últimas búsquedas

Envejecimiento

 

El envejecimiento excesivo de un neumático puede afectar a sus prestaciones, rendimiento y servicio.

La edad de un neumático no tiene por qué estar relacionada con su envejecimiento, ya que este depende exclusivamente de las condiciones en las que ha estado almacenado y su utilización.

Por ejemplo, un neumático nuevo que se haya guardado al lado de un transformador puede presentar, en tan solo unos días, daños irreversibles en los flancos (grietas) que afecten a sus prestaciones y a la presión.

 

Límite de uso

Hay que cambiar el neumático cuando se llegue al límite legal o técnico de desgaste en algún punto de la banda de rodadura.

El límite tecnológico se corresponde con el desgaste de los testigos del neumático (a 0,8 mm en los neumáticos MICHELIN). El límite legal, cuando corresponde, prevalece sobre el límite tecnológico (porque suele ser más estricto que este último).

Consejos para alargar la vida útil del neumático

Los neumáticos están compuestos de materiales y componentes a base de caucho, cuyas propiedades son esenciales para garantizar un buen funcionamiento.

Estas propiedades evolucionan con el tiempo, dependiendo del número de factores a los que el neumático esté expuesto durante su vida útil: el clima, las condiciones en las que se almacene, la utilización (carga, velocidad, presión…). Los factores de envejecimiento son tan variables que es imposible prever la vida útil de una cubierta.

Además de tus controles regulares, acude a algún profesional cualificado para examinar periódicamente las gomas de tu moto/scooter.

Tras 5 años de utilización, se deben revisar los neumáticos anualmente.

Tras 10 años de utilización, y por precaución, es recomendable cambiar los neumáticos por unos nuevos, aunque los antiguos parezcan estar en buen estado y no hayan llegado al límite legal de desgaste. Esta precaución también se debe aplicar a las cámaras de aire y a los accesorios de caucho (correas de las llantas…), a excepción de los accesorios para los que el fabricante recomiende lo contrario, como el MICHELIN Bibmousse.