Cookies y otros datos de sitios web.

Esta web utiliza cookies para supervisar la actividad de la web. Haz click en el   link para más información Validar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido a tu histórico de búsquedas

Hemos salvado la información importante de las búsquedas anteriores para hacer tu vida más fácil.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimos neumáticos vistos

Últimos distribuidores vistos

últimas búsquedas

Viajes

Descubre una de las carreteras más espectaculares de Noruega

Norway

 

Se trata de una carretera en zigzag estrecha y sinuosa que se abrió en 1936, y apenas se ha ampliado desde entonces, no siendo apta para vehículos de más de doce metros de largo.


Tan solo se puede acceder a ella fuera del periodo invernal y es todo un placer recorrerla en moto. Desde Molde, la principal ciudad costera de la región, se necesita poco más de hora y media para llegar al inicio del valle. Dejamos la orilla del río Rauma a un lado para dirigirnos a la carretera 63 en dirección a Trolltsigen, que significa, literalmente, "la escalera de los troles" en noruego.


En un principio más ancho, el valle se hace cada vez más estrecho y da la impresión de estar entrando en una catedral a cielo abierto. La carretera está perfectamente asfaltada y serpentea entre los abedules y los abetos. Por todas partes aparecen troles petrificados que parecen capaces de despertarse, ¡las leyendas nunca tienen fin en el condado de More og Romsdal! Así, no es difícil toparse con un cartel que nos avisa de la existencia de troles que podrían atravesar la carretera, ¡ándate con ojo!

Tras haber recorrido tranquilamente algunos kilómetros, el asfalto empieza a escalar la barrera rocosa  por la que desciende estrepitosamente la cascada de Stigfossen, de unos 320 metros de altura. Con el manillar bien sujeto, el placer de recorrer las once curvas cerradas es tan impresionante como el panorama.

La moto se balanceará de un ángulo al otro adpatándose a la estrechez de la calzada. Equipado con los neumáticos MICHELIN Pilot Road 4, muy ágiles y manejables, en este tipo de terrenos te sentirás igual de cómodo con una moto de carretera que con una de trail de una buena cilindrada. En caso de lluvia, algo bastante probable en los Alpes noruegos, los nuevos neumáticos MICHELIN Pilot Road 4 destacan especialmente por su gran adherencia en superficies mojada.

La cascada de Stigffosen desciende rápidamente una barrera rocosa de 320 metros que la carretera de Trollstingen recorre en unas pocas curvas.

La carretera de Trollstingen figura entre las más destacables de Noruega. Su perfil, su desmesura y el panorama que ofrece son únicos. Pero aún más excepcional es la plataforma de paredes de cristal que se encuentra en la cumbre y que se dirige hacia el vacío. Las sensaciones fuertes están garantizadas más allá de la cascada de Stigfossen, donde la foto para el recuerdo se vuelve imprescindible en esta carretera inigualable.

Una carretera a la medida del neumático MICHELIN Pilot Road 4, que te conducirá a la cima del mundo por pura diversión puro placer y te permitirá descubrir las leyendas y los gigantes que han tomado la forma de montañas en Noruega.  Una vez hayas pasado Trollstingen, la carretera 63 se escapa de las cumbres, entre impresionantes y salvajes paisajes de montaña.