Cookies y otros datos de sitios web.

Esta web utiliza cookies para supervisar la actividad de la web. Haz click en el   link para más información Validar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido a tu histórico de búsquedas

Hemos salvado la información importante de las búsquedas anteriores para hacer tu vida más fácil.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimos neumáticos vistos

Últimos distribuidores vistos

últimas búsquedas

Viajes

Una tierra llena de magnetismo: descubre Sevilla y sus alrededores

Andalucía está llena de carreteras con trazados excepcionales y pavimentos impecables. En esta comunidad del sur de España, el valle de Riotinto muestra su silueta y sus secretos discretamente, al oeste de Sevilla (una pintoresca ciudad que vibra día y noche al sonido de la guitarra flamenca).

Lejos del ajetreo de la capital andaluza se abren paso pueblos de fachadas encaladas y bañadas por el sol que viven al ritmo de cada estación. En el suave invierno, los naranjos que bordean las tranquilas calles se llenan de frutos que dan un toque de color a la vida.  La cita es con la localidad de Palma del Condado, donde el café de la plaza sirve deliciosas tapas a cualquier hora. A unos cuantos kilómetros de allí, bajo la mirada atenta de los toros que pastan entre las haciendas, la pequeña carretera 5131 saluda a a los motoristas.

Giros estrechos y curvas irregulares dignas de los circuitos más modernos, se suceden hasta el minúsculo pueblo de Berrocal. La circulación es escasa, el equipamiento de la carretera es inmejorable y la superficie de asfalto es impecable.
En estas condiciones, al manillar de una moto roadster o de una rápida moto de carretera, los amantes de las buenas sensaciones apreciarán las cualidades de manejabilidad y adherencia del neumático MICHELIN Pilot Road 4. Más abajo de la carretera, se puede ver la antigua línea ferroviaria que construyeron los ingleses en el siglo XIX y que unía el puerto de Huelva al sur con la antigua mina de cobre de Riotinto.

Todo es rojo, ocre, naranja, amarillo o beis en este espectacular universo mineral y cromático que muchos comparan con el planeta Marte. Este lugar figuraba entre las minas a cielo abierto más grandes de Europa y tuvo una influencia considerable en toda la región, como lo atestiguan el barrio de Vella Vista de la localidad de Riotinto y sus aires victorianos que contrastan con la arquitectura andaluza. Durante el siglo XIX, estuvo ocupado por la colonia británica que se instaló allí para la explotación del cobre.

Dejando atrás el conjunto minero de Riotinto, nos adentramos hacia las montañas del norte en dirección al pueblo de Aracena: un lugar muy turístico y bastante conocido gracias a una de las especialidades de la región: el jamón.

Situado en la carretera principal que une Sevilla y Portugal, Aracena se encuentra en el corazón de la Sierra de Huelva y las pendientes colindantes están plantadas de robles. La bellota es uno de los alimentos favoritos del cerdo, así que Aracena se ha especializado en el jamón ibérico hasta el punto de haberle dedicado un museo.

De hecho, la carretera prosigue por una de estas vertientes; una ruta más estrecha, enrevesada y llena de encanto desde la que se percibe el olor a roble, a eucaliptus y a azahar.
En definitiva, la carretera mediterránea por definición con la que todos soñamos.