Cookies y otros datos de sitios web.

Esta web utiliza cookies para supervisar la actividad de la web. Haz click en el   link para más información Validar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido a tu histórico de búsquedas

Hemos salvado la información importante de las búsquedas anteriores para hacer tu vida más fácil.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimos neumáticos vistos

Últimos distribuidores vistos

últimas búsquedas

Viajes

Disfruta del encanto
italiano en Rimini

Situada en las proximidades de la República de San Marino (Italia), la región de Rimini lleva el motociclismo en las venas. Ven a pasar aquí el fin de semana desde Bolonia y disfrutarás de la tranquilidad de sus inmensas playas y de la célebre fábrica de Ducati.

Por el camino, pasarás por el circuito de Imola y la fábrica de Malagutti, y llegarás a Rimini para ver el Mediterráneo a lo largo de sus playas privadas, con sus cabinas decoradas, restaurantes, bares, juegos para niños y filas y filas de tumbonas alineadas como en un desfile.

En verano, las playas están  repletas de gente así que, para escapar del olor a protector solar, lo mejor es que salgas a la carretera. Partiendo de Rimini, es posible que te topes con los magníficos artesanos de Bimota, antes de proseguir en dirección a Riccione y Cattolica. Durante el recorrido, podrás escuchar el rugido de los motores del circuito de Misano, en Santa Mónica.

 

Date una vuelta por Pesaro, donde encontrarás la fábrica Benelli siguiendo la Strada Panoramica Adriatica a través del Parque Natural del Monte San Bartolo; una ruta mucho más atractiva que la autovía que bordea el litoral.


Deja el mar atrás y haz una parada en Tavullia, el lugar de nacimiento de toda una leyenda nacional: Valentino Rossi. Aquí, ningún futbolista es más famoso que él. La moto está tan arraigada en la cultura italiana que, al entrar en Tavullia, tendrás la impresión de estar en un parque temático dedicado al célebre número 46.


Encontrarás carteles y banderas por todas partes, así como productos promocionales de su estrella en cada escaparate. En los días de competición, se puede seguir el evento en la plaza del pueblo que se encuentra adosada a la iglesia gracias a las pantallas gigantes que se instalan en la localidad, y a nadie parece importarle que haya que cortar la calle principal.

 

Las pequeñas carreteras que conducen a Urbino y a Urbania están llenas de curvas. Es el típico paisaje transalpino y el tráfico se caracteriza por esa despreocupación italiana que siempre nos dibuja una sonrisa.

Sin embargo, debes prestar atención a los peligros de la carretera: ese motocarro de reparto que aparece de repente, partes del asfalto hundidas o esas carreteras pavimentadas a la salida de los pueblos que pueden ser bastante resbaladizas. Si vas equipado con el nuevo neumático MICHELIN Pilot Road 4, no tendrás ningún problema al frenar, al acelerar o al cambiar de dirección rápidamente para evitar los imprevistos que  pueden deparar las carreteras italianas.


¿Y por qué no terminar esta escapada por el Adriático homenajeando a un corredor de moto? En Coriano, el pueblo natal de Marco Simoncelli, que falleció en octubre de 2011, su familia ha creado un museo dedicado al joven campeón que recorre la trayectoria del famoso SIC58. Es el broche final perfecto de este recorrido por una de las regiones más moteras el planeta.