Cookies y otros datos de sitios web.

Esta web utiliza cookies para supervisar la actividad de la web. Haz click en el   link para más información Validar

Tu actividad
reciente
!

Bienvenido a tu histórico de búsquedas

Hemos salvado la información importante de las búsquedas anteriores para hacer tu vida más fácil.

???private_mode_title???

???private_mode_text???

Últimos neumáticos vistos

Últimos distribuidores vistos

últimas búsquedas

Harley-Davidson
Forty-Eight, el emblema de las Sportster

Harley Davidson Forty Eight

 

Una de las Harley-Davidson más populares de Francia

Todo un emblema de las Sportsters Harley-Davidson, la Forty-Eight es uno de los modelos del fabricante de Milwaukee más vendidos en Francia. Y no resulta difícil entender el porqué: la mayor ventaja de la Forty-Eight es su manejabilidad.

Gracias a su estrecho chasis y a su agilidad excepcional, esta pequeña moto se desliza sin problemas entre los coches y serpentea todos los obstáculos; la calle es su terreno de juego. Además de sus indiscutibles cualidades como Sportster, la Forty-Eight apuesta por un look retro muy cautivador, que ha sido recientemente versionado por la serie Dark Custom.

 

Un incomparable look retro

El icónico logotipo Bar & Shield grabado en relieve sobre el depósito es la marca de fábrica de la Forty-Eight, el toque final de una moto con un look decididamente Harley-Davidson. El lado vintage de la máquina queda reforzado gracias a sus retrovisores, que se sitúan debajo del manillar.

Las suspensiones regulables y el asiento de cuero le garantizan al motorista un confort excepcional durante su viaje. Además, en este modelo se ha prescindido de todo lo que no era necesario. Con sus 250 kilos y su aspecto sobrio, es innegable que está inspirada en la Forty-Eight: es la digna heredera de las bobbers de los años 50.

 

Un motor legendario

A pesar de su pequeña envergadura en comparación con los otros modelos Harley-Davidson, la Forty-Eight no tiene nada que envidiarle a sus mayores en lo que al motor se refiere. Está equipada con el legendario motor bicilíndrico V-twin de Harley-Davidson, y sus 1200 cm3 rugen con cada aceleración.

El sonido típico de este motor es, sin duda, una de las claves del éxito de la Forty-Eight: una máquina que permite tocar con el dedo el sueño Harley-Davidson a un precio reducido. El característico sonido "potato-potato" acompañará al motorista a lo largo de su periplo a bordo de la Forty-Eight, para una nueva sensación de placer en cada instante.

 

El regreso del neumático diagonal Michelin

Para garantizar una mayor resistencia a la carretera y una gran manejabilidad a la indomable Forty-Eight, los ingenieros de Michelin han desarrollado el MICHELIN Scorcher 31. Este neumático está compuesto por una estructura diagonal para darle a la carcasa del neumático toda la flexibilidad necesaria para el manejo de la Harley-Davidson Forty-Eight.

Los nuevos compuestos de goma desarrollados por Michelin le proporcionan una mayor longevidad al neumático para que continúe circulando con total seguridad. Su diseño fuertemente entallado permite una evacuación óptima del agua y un excelente agarre sobre el terreno mojado. Tampoco se ha escatimado en su diseño, por lo que el aspecto del neumático le pone el broche final al look completamente vintage de la moto.

Ver MICHELIN Scorcher 31 neumático